Ciclos de perdón y no-perdón: Tempestad y sanidad emocional

En los ciclos del perdón , de la liberación y limpieza emocional es imprescindible hacer mención de los ciclos de no-perdón en donde un individuo puede obstaculizarse a si mismo: El perdón y el no-perdón pueden ir juntos en la misma senda de auto-saneamiento, pero hay que hacer hincapié en la guía por la cual canalizar toda la expresión negativa que aun no sabemos dar a concluir.

TOMAZ ALEX KOPERA

Extraer el veneno de las fibras de la existencia es un labor laureable, aunque en su cometido es una corresponsabilidad hacerle frente causando el menor de los daños posible. Cuando ejercemos el perdón también hay que planearlo, también hay que poner pautas y reglas para enmendar los complejos que nos atañen, y todo empieza desde la auto evaluación: Por mucho daño, como en todo lo malo, lo bueno es capaz de verlo el observador nato, el sujeto luminoso, el ser que realmente quiere la transformación de si y para si….Así que primero, desmiente tu victimización.

Imagen relacionada

Nadie puede ser victima para siempre, todo tiene un periodo y quizás tu también tengas un rato cubriéndote con una mascara de oropel. Primeramente debemos desechar los juicios a través de esta mascara y poner claridad sobre los hechos en los que estuvimos implicados, y aceptar con humildad nuestros fallos dentro de fallos ajenos o si fueron ulteriores a estos. Una vez comprendidos los hechos que pertenecen a cada secuencia o parte de este disfraz es un buen principio.

Lo segundo es rescatarnos del abismal trato con nosotros y con los demás. Cada extremo de esta disciplina es arduo porque para cada quien le es difícil soltar según su tipo de orgullo las diferentes etapas del perdón. Cuando ya establezcamos que el tiempo de sanar “es ahora” podemos no solo dejar el papel de victima y el de agresor pasivo-agresivo, ahora es el turno del que actúa, y el que actúa tiene ideas para enfrentar su dolor, y darle repuestas a sus quejas.

El tercer punto es irse permitiendo a uno como a los demas de poco a poco, no tener toda la carga de las situaciones tanto si convivimos o solamente tuvimos una mala experiencia con ellas, de ir soltando y descargando la responsabiliad de los daños a las personas: Por eje. Si alguien no te busco y te necesitaba y era algo de bien para esa persona, puede que te enoje pero debes de ponerte en su lugar e inventarte una moción por la cual tu como ese sujeto, no podais tomar esa opcion. Exculpar a los demás es aceptar que la perfección no es parte de la vida constantemente, y que ella reside en la ternura en las formas en las que lidiamos con su imperfección.

Como cuarto punto nos queda por ultimo avanzar…Dejar de poner emociones negativas a lo que sucedió porque las memorias seguirán ahí y es menester purificarlas: aprender a llevar un juicio sin control en donde no debamos de ser jueces todo el tiempo de nuestra y de las vidas externas, ¡nos libera!, y nos hace ser capaces de la simbiosis y nos ayuda a abandonar la hostilidad emocional.

Como vemos, cuando abandonamos las etiquetas, abandonamos las etiquetas que imaginamos y se proyectan al exterior inventado historias que nunca fueron, asimilando una percepción de vida basada en que lo MALO es BUENO y esta para superarlo: Lo bueno además de superarse debe de apreciarse, y lo malo, se le supera apreciando la fortaleza que nos dejo.

Escrito por Lory Rodríguez

La aceptación del destino como máxima prueba de humildad

En la antigüedad se les exigía a los pueblos un ideal de ciudadanía, de feminidad y de masculinidad que desde hoy día continua enhebrándose en el enfoque y estimación patriarcal.

{´{

Y en vistas de una sociedad consumida por cánones de perfección, por patrones sociales de bienestar hemos olvidado quienes somos y nos hemos relegado en la persecución de lo que los estatus demandan en quien nos convirtamos: Si buscamos en la literatura de ficción, hallamos un gran parentesco con la esclavización de la raza humana ya sea por inteligencias artificiales o por seres de inteligencia superior, y en dado caso es evidente dentro del enfoque matriarcal que estamos siendo esclavizados en gran escala por estos entandares sociales que son inalcanzables y artificiales….

No solo se circunscriben en la normas sexistas sino que se imponen en la valoración de una educación, otro peldaño inconsumible para ciertas personas, o exageradamente consumido por personas que creen que ahi reside su busqueda de felicidad y del éxito. Nada mas alejado de la realidad puesto a que nuestra sociedad esta en todo momento programada como desde hace siglos, edificando a una sociedad repleta de espiritus competidores y nunca iguales (en igualdad de condiciones): Esto esta formando una vision de bienes intelectuales y de estereotipos que realzan una realidad en donde la sabiduría no es observar, meditar, filosofar y trasmitir desde la crianza.

En el mundo quienes no estudiaron y cerraron estudios, no trabajan en altos cargos, no se graduaron de carreras social y económicas remuneradas, o se dedicaron a la maternidad/paternidad son seres estancados e inferiores, y aunque puede ser el caso de que exista infelicidad por el mismo lado, estamos aduciendo a que la unilateralidad del patriarcado nos sumerge en un pensamiento burbuja del que todos debemos de ser parte del mismo molde y cortados por las mismas tijeras: Estilo de vida que nos asegura los prejuicios y la discriminación por mucho tiempo desde cualquier ámbito y posición.

En mi experiencia yo no he sido totalmente parte de los ideales y me cuesta asumir una vida en donde tenga que ser “de menos función para el sistema patriarcal”;  mi encuentro con mi función real, con mi destino, estaba sujeta a que no pudiese seguir por el camino trazado por estos supuestos rumbos del triunfo….aunque significase un riesgo hacia al fracaso. Estaba claro que nadie era perfecto y era desinteligente no brindarme la oportunidad de ser diferente, cuando es esta la ocasión de aceptar nuestra misión propia y en la libertad responsable que esto conlleva intuirla: Escucharme a mi misma, empoderarme y no acobardarme ante lo desconocido…temer mas lo que creo conocer y aceptar en todo momento que, es por una razón superior el camino que llevo…La humildad, es la clave del sentido de nuestras vidas porque aunque soy agnóstica y no puedo saber profundamente acerca del mundo -mas solo el mío- espero realmente que así sea, porque la pasión que le ponemos a este detono propio es el resultado de amarnos por sobre las reglas y los juicios de los demás que son influenciados por paradigmas que desconocen.

Aceptar el destino es la máxima lección de humildad en la vida porque nos hace adentrarnos en la realidad del presente, en la realidad de nuestras limitaciones y capacidades y trabajar con ellas y usarlas con sabiduría. Y con humildad me refiero a que la vida no siempre tendrá la luz del reflector, las riquezas, las pertenecidas abundantes, la cantidad de hijos o de posibilidades como para que juegues con ellas…La humildad parte de algo más que el amor y la aceptación de los demás porque primero hay que amar las diferencias del universo de todos, empezando por el de nosotros, a amarnos, a respetarnos, a vernos como seres no responsables de todo, y aceptar que la vida es una madre que si te avocas a ella logras que vuelva a nutrir tus necesidades reales que van hacia adentro y no hacia afuera.

La reflexión es muy grande. A veces no tendremos todo porque quizás, ¡ya lo tenemos…! Y si queremos mas, debemos de hallar la razón y la necesidad real tras ello. No es fácil asumir caídas, no es fácil aceptar que mientras otros terminan un camino de realización de títulos nosotros estamos en la maestría de nuestros espíritus: Podemos sentirnos que vamos en retroceso, o estancados cuando los demás adelantaron el rol que emularon de los estándares de lo que quisieron seguir, y nosotros, todavía tomando el camino largo del que no viene en pergamino ni em ningún otro lugar mas que del interior…¡asusta!, pero personas diferentes siempre logran resultados diferentes si confían en ellos mimos.

Escrito por Lory Rodriguez

Cosechar verdadero amor propio

Evolución Transpersonal

He leído, platicado y entendido mucho de destinas formas sobe el amor propio; como todo acto que debe ser espiritual se ha hablado mucho de que es “un camino” o “una senda”, a lo que hoy corrijo desde mi punto de vista que considero, ha superado con la evolución de mi propia experiencia, esta visión enclaustrada que se ha manejado mucho por los grupos ideológicos espirituales o por los medios productores de informatividad psicológica.

Dicho lo anterior me debo de explicar: Para mi el amor ya no es un camino y tampoco es una senda… Ahora es una cumbre en la cual escalamos para hallar diferentes enfoques del sentimiento (monogamia, poligamia, poliamor, heterosexualidad, bisexualidad, homosexualidad…) que pueden ser vividos sin ser relieves por los cuales decidimos acogernos o “desenvolvernos” en ellos mismos como un “nosotros o un yo siendo”.

Al tomar esta nueva visión del amor me doy cuenta de…

Ver la entrada original 549 palabras más